14 enero 2017

COOKIES DE NARANJA Y AVENA

Buenos días:
¿Qué tal estamos? Yo empiezo a estar un poco mejor, he empezado el año con un trancazo que todavía arrastro y me está costando mucho superar, pero poco a poco. Me tocó estar en casa malita en Nochevieja, Año Nuevo y Reyes. Así que de las Navidades he podido disfrutar en familia de Nochebuena y Navidad.
En fin, qué le vamos a hacer, no todos los años son iguales.
Eso sí, en cuanto estaba un poco mejor, no me privé de hacer mis polvorones de almendra, mi turrón de chocolate y mi Roscón de Reyes.
Hice mucha cantidad y le suelo dar un Roscón a mi madre, pero como ella estaba enferma, no quería, así que nos hemos tenido que quedar en casa con todo, jajaja, hemos comido hasta hace poco. 
No sé vosotr@s, pero en mi casa damos mucha importancia al desayuno, estamos de tertulia un buen rato (en fines de semana y festivos, claro está), un buen café, un buen zumo y lo que se me haya cruzado hacer ese día para acompañarlo (bizcocho, magdalenas, muffin, pastas, etc.). A veces repetimos café con otro trocito de lo que sea y, en fin, que estamos desayunando un buen rato, con música de fondo, es genial, la verdad.
Después de los dulces navideños dije: no voy a hacer dulces en una temporadita.
Sin embargo, ya estoy otra vez a la carga, pero no con algo tan dulce, con unas cookies de naranja y avena que están buenísimas.
A ver si os gustan. Vamos allá.





INGREDIENTES:
  • 100 grs. de mantequilla ablandada.
  • 120 grs. de azúcar moreno.
  • 1 huevo pequeño.
  • 150 grs. de harina de espelta.
  • 4 grs. de levadura de repostería.
  • 1 cucharada de miel.
  • La ralladura de una naranja.
  • Una pizca de sal.
  • Copos de avena por encima.

ELABORACIÓN:
  1. Lavamos y secamos la naranja, rallamos la corteza y reservamos.
  2. Ponemos la mantequilla ablandada con el azúcar en un cuenco y batimos con las varillas 5 minutos.
  3. Añadimos el huevo y la sal y batimos 2 minutos más.
  4. Incorporamos la harina tamizada, junto con la levadura, la miel, los copos de avena y la ralladura de naranja.
  5. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea.
  6. Formamos bolas pequeñas con las manos de unos 3,5 cms. de diámetro.
  7. Pincelamos las bolas con un poco de agua y ponemos los copos por encima.
  8. Horneamos a 180 º C calor arriba y abajo durante 12 ó 15 minutos.
  9. Enfriamos en una rejilla.







NOTAS:
  • No se expanden mucho.
  • Quedan duritas por fuera y blanditas por dentro. Una delicia, vamos.
  • Soy lo peor pero no conté cuántas salieron, perdón, perdón, perdón.




Tenéis que probarlas, os van a encantar. Me despido hasta pronto.
Muchas gracias por estar ahí.
Un besico, 





30 diciembre 2016

FELIZ 2017

Buenos días chic@s:
¿Qué tal vais pasando las Navidades?. ¿Muchos excesos?.
Yo no, jajaja. Pero a cambio, estoy con unas anginas de caballo. Toda la semana viniendo a trabajar enferma, así que un fin de año sin ganas de nada, la verdad. Pero estamos todo Pamplona enfermos.
Así que me paso un poco rápido por aquí para agradeceros que hayáis estado este 2016 conmigo en el blog y en las redes sociales.
Para mi ha sido un año duro por estar opositando y por otras cuestiones, así que espero que este sea un poquito mejor.
Por ello, os deseo a vosotr@s también que tengáis un 2017 estupendo, que os animéis a hacer postres caseros para los vuestros y que viajéis mucho, mucho, mucho. Y que me lo contéis.







Nos vemos el año que viene. 
Un besico, 








15 diciembre 2016

BIZCOCHO DE CUAJADA

Hola chic@s:
¿Qué tal estáis? Espero que bien.
Yo bastante relajadita después de pasar una semana de vacaciones en las Arribes del Duero (coge la provincia de Zamora, Portugal y provincia de Salamanca). Hemos visto muchísimas cosas preciosas, paisajes impresionantes, presas, miradores, puentes y el Duero en todas sus fases. Ha sido genial. Os lo recomiendo.
Después de daros un poco de envidia, ja, ja, os quería enseñar una receta que tengo pendiente.
Le prometí a Sandra en las redes sociales que iba a publicar algún dulce con ingredientes de la tierra, apostando por el consumo de los productos y locales cercanos, #Consumiendocerca.
No todos son productos navarros, pero si los principales: la harina (de harinas Urdanoz) y la cuajada (de postres Ulzama). Con ellos, y algún otro, os traigo este bizcocho de cuajada.
Es muy sencillo de hacer y está buenísimo. Vamos allá.


 INGREDIENTES:

  • 1 cuajada de 200 grs.
  • 4 huevos de corral.
  • 2 medidas de cuajada de azúcar moreno.
  • 3 medidas de cuajada de harina con levadura incorporada.
  • 1/2 medida de cuajada de aceite de oliva.
  • Unas cucharadas más de azúcar para echar por encima (al gusto).


ELABORACIÓN:
  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  2. Batimos los 4 huevos con el azúcar en un bol durante 5 minutos con la batidora de varillas.
  3. Añadimos el aceite de oliva y lo batimos un poco.
  4. Echamos la cuajada y volvemos a batir de nuevo.
  5. Y por último, incorporamos la harina con levadura incorporada tamizada. 
  6. Batimos la mezcla lo justo hasta que esté todo integrado y no haya grumos.
  7. Pincelamos el molde elegido con mantequilla para que desmolde bien.
  8. Vertemos la mezcla en el molde.
  9. Añadimos 3 ó 4 cucharadas de azúcar moreno por encima.
  10. Horneamos durante 40 minutos a 180 º calor arriba y abajo.
  11. Sacamos del horno y cuando esté templado, desmoldamos.






La cuajada le da una textura que me encanta.





Es estupendo para desayunos o meriendas, os va a encantar.




Espero que os sirva la receta. 
Nos vemos pronto.
Un besico, 




23 noviembre 2016

BIZCOCHO DE CREMA DE CASTAÑAS

Buenos días chic@s:

Si, lo sé, no me paso hace meses por aquí para publicar nada, aunque si que estoy todo el día por RRSS. 
Si que he encendido el horno después del verano pero, después de las oposiciones, quería descansar y no hacer casi nada por las tardes después de trabajar. Únicamente me he dedicado a ir a yoga, a andar y a vivir (que no disfrutaba de nada por estar estudiando).
Además, ya sabéis que publicar una entrada en condiciones lleva mucho tiempo y por otro lado, estaba pensando en cambiar contenidos del blog con cosas nuevas. En fin, qué os voy a contar.
Así que, aprovechando que el domingo me desmoldó bien un bizcocho, le saqué unas fotos y es la entrada de hoy (últimamente no me desmoldaba bien ningún molde de Bundt cake que tengo, y claro, ya os  podéis imaginar la gracia que me hacía).
Por cierto, se nota que estoy desentrenada con la cámara en la repostería porque las hice horizontales, en vez de verticales, como me gustan para el blog (debe ser la costumbre de las vacaciones, que normalmente, es al contrario).
Pero bueno, como me di cuenta cuando ya las estaba editando, no he tenido otro remedio que hacer lo que he podido, uppppssssss.
Hoy os traigo un rico bizcocho relleno de crema de castañas casera. Al ser temporada, aproveché un montón que me trajo mi hermana del campo. La pobrecilla casi se queda sin lumbares.
Allá vamos.





INGREDIENTES:
  • 310 grs. de harina con levadura incluída.
  • 200 grs. de azúcar moreno.
  • 150 grs. de yogur natural.
  • 4 huevos.
  • 100 grs. de aceite.
  • Crema de castañas al gusto.


ELABORACIÓN:
  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  2. Ponemos los huevos en un cuenco junto con el azúcar moreno y batimos con la batidora de varillas durante 5 minutos.
  3. Añadimos el aceite y batimos un poco más. 
  4. Incorporamos el yogur natural y batimos un minuto más.
  5. Echamos la harina tamizada poco a poco y batimos lo justo hasta que quede incorporada.
  6. Ponemos mantequilla en el molde elegido y pincelamos bien por todo para que desmolde perfectamente.
  7. Echamos la mitad de la masa en un lado solamente y que la masa sola vaya ocupando toda la base del molde.
  8. Echamos por encima la crema de castañas al gusto.
  9. Vertemos el resto de la masa por encima.
  10. Horneamos durante 40 minutos a 180 º, calor arriba y abajo.
  11. Comprobamos con un palillo que esté hecho por dentro.
  12. Sacamos a una rejilla y cuando esté casi frío, desmoldamos.






TRUCOS: 
  1. Con estas medidas, sale un bizcocho bastante grande, así hemos tenido para un montón de días. Últimamente me ha dado por taparlos con film transparente y se mantienen jugosos más tiempo.
  2. Como el molde es muy alto, no lo puse en la mitad del horno, sino en la rejilla inmediatamente inferior, un poco más abajo.
  3. Si os gusta, podéis rellenarlo con más cantidad de crema de castañas. O si no, con poquito, y luego guardar la crema en un tarro y acompañarlo.
  4. Ahora es temporada de castañas, pero si no, podéis hacerlo con castañas precocidas que venden en supermercados, por ejemplo en Lidl. Así si que es fácil y mucho más rápido, y también está buenísima la crema. Os animo a hacerla casera, está buenísima.



No os puedo garantizar cuándo será la próxima entrada (ya sé que no es serio, porque me gustaba avisar), pero creo que pronto, porque tengo que hacer una receta con productos de mi tierra. Lo he prometido por ahí, por Twitter para ser exactos.
Espero que os haya gustado. Es sencilla y con pocos ingredientes, como me gustan a mi. 
Un besico, 





15 junio 2016

PAMPLONA: BLOGGER TRAVELLER JUNIO 2016

Buenos días, qué tal estáis? 
Supongo que ya pensando casi casi en vacaciones, no?.
Yo sigo estudiando oposiciones y trabajando así que sin mucho tiempo para nada, la verdad. 
Como todos los días 15 de cada mes, toca Blogger Traveller, iniciativa de Paty, de Mi dulce de melocotón. Este mes os enseño Pamplona y su Museo
El Museo de Navarra se encuentra ubicado en el antiguo hospital de Nuestra Señora de la Misericordia, fundado en el siglo XVI, del que únicamente se conserva la portada principal y el interior de la capilla. Está junto a las murallas del Casco Viejo de Pamplona, en la Cuesta de Santo Domingo.
Está dividido en cuatro plantas:
  1. Prehistoria, Arte Romano y Arte Medieval.
  2. Arte Medieval y Renacimiento.
  3. Barroco y siglo XIX.
  4. Siglos XIX y XX.
En el jardin de la planta baja se exponen restos arqueológicos y mosaicos al aire libre.

El museo:


 La capilla:



Visión de los dos juntos:




Espero que os haya gustado. Si queréis ver más museos, podéis pinchar aquí.
Con este post me despido hasta después del verano. Si que nos veremos por las redes sociales.
Que tengáis un verano estupendo y disfrutad, que lo que no disfrutemos, ya no vuelve.
Gracias por estar ahí y perdón no publicar más a menudo.
Un besico, 

15 mayo 2016

PAMPLONA: BLOGGER TRAVELLER MAYO 2016

Buenos días de domingo, qué tal estáis?. Yo sigo agobiada con las oposiciones, pero ahora han retrasado la fecha, osea que mi agonía se va a prolongar en el tiempo todavía más si cabe.
En fin, como hay que ser positiva en la vida, más tiempo tengo para prepararme e ir mejor, no os parece?.
Pues otro mes más aquí estoy fiel a la cita de Blogger Traveller, esta vez, la palabra que nos propone Paty, de Mi Dulce de Melocotón para que os enseñe Pamplona es CAFÉ
He de reconocer que hace poco tiempo el café no me gustaba nada, y además, como soy muy nerviosa, os podéis imaginar que muy bien, muy bien, no me viene.
Sin embargo, ya desde hace tiempo que Jokin y yo disfrutamos mucho desayunando café los fines de semana juntos. Tenemos desde hace muchos años una cafetera de Nespresso, de las primeras, pero hace poco también compramos una italiana Espresso automática, que es una pasada, calienta la leche con espumita, como en las cafeterías. 
Si a eso le sumamos los que me bebo en el trabajo, que tenemos una máquina de cápsulas de Lavazza, que está muy bueno también.
Así que, como véis, me he pasado al lado oscuro.
Ahora os voy a enseñar sitios donde solemos tomar café en Pamplona.
El Panadero de Eugui es nuestro favorito, un local precioso para tomar un café tranquilamente. Y qué deciros del pan: bastones, de chocolate, de naranja, de nueces y pasas, de maíz, y muchos más. Y la repostería es una maravilla: somos muy fans de las mariposas y de las pastas de canela. Con obrador propio, por supuesto.




Me encanta la vajilla donde te los sirven, el café es recién tostado y te lo sirven con una pastita siempre.
Está en Huarte, a las afueras de Pamplona, así que hay que coger coche, aunque a veces vamos en bici. Recomendable cien por cien. 

El segundo sitio que os quiero enseñar son las panaderías y cafeterías por excelencia en Pamplona: Taberna. Algunas son franquicias, otras son propias, pero los productos son los mismos en todas, innovan mucho. El café está bastante bien, me encanta acompañarlo con una tostada de pan multicereal con aceite de oliva, qué rico está.




Tienen de todo tipo de panes y repostería, hay en todos los barrios.
Dentro de estos, destacar el Horno Artesano, con locales preciosos, muy tranquilos y donde también puedes comer un menú. Suelo pedir el café con leche de soja.
Me encanta la Pantxineta, típica de aquí, la de la foto: hojaldre relleno de crema de almendras con almendras laminadas por encima, mmmm, qué bueno, por favor.




El cuarto sitio que os enseño es una cafetería portuguesa, que está en el Casco Viejo de Pamplona, en la calle San Miguel y que seguro que hay en vuestras ciudades: The World needs Nata. El dueño es un portugués, muy simpático, el café portugués es buenísimo y por supuesto, los pasteles de nata, que nos chiflan. Por cierto, tengo una receta publicada de estos pasteles por si os interesa, pinchad aquí. Es lo que tiene ser una enamorada de Portugal, que estoy encantada de que la hayan puesto en Pamplona.




Y por último, os enseño Panakery, que está en Sarriguren, a las afueras de Pamplona, y que hacen panes ellos mismos con masa madre de espelta, centeno, la repostería es buenísima y la decoración una monada, un sitio muy acogedor y recomendable.




Las magdalenas son caseras, la tarta de manzana, todo. A veces puedes ver de fuera el obrador, donde están haciendo pan a mano, y es un lujo, la verdad. Suelo comprar el pan de espelta, me encanta.
Y seguiría y seguiría porque me encanta tomar un café con algo bueno de repostería, y además, hacerle fotos, tengo el móvil lleno, qué pesada soy, jaja.
Bueno, no os aburro más y espero que os hayan gustado las alternativas que os he dado para tomaros un buen café en Pamplona.
Si queréis visitar más ciudades, podéis hacerlo aquí.
Un besico y hasta la próxima,



15 abril 2016

PAMPLONA: BLOGGER TRAVELLER ABRIL 2016

Buenas, buenas, qué tal estáis? Espero que mejor que yo, agobiadísima con las oposiciones, el trabajo, y alguna otra cosa más. Sin tiempo para publicar entradas reposteras, reposteriles o dulces, vamos, pero con ganas de no perderme, aunque sea, la cita mensual con Blogger Traveller. 
Este mes lo he tenido fácil, la palabra que Paty (Mi dulce de melocotón) nos propuso es PAISAJE.
Y digo que lo he tenido fácil porque tenemos la suerte de tener muchos y muy bonitos en Pamplona.
No me habría hecho falta sacar fotos para la ocasión porque habitualmente, si paso por algún sitio y me gusta, con el móvil saco algunas fotos, y entonces, tenía muchas para enseñaros. 
Sin embargo, aprovechando que el domingo pasado, 10 de abril, fuimos a celebrar el cumpleaños de mi madre al restaurante La Capilla de Pamplona, al salir, dando un paseo, y disfrutando del día, que estaba medio soleado, hice varias fotos de camino al coche. Y me pareció que os podrían gustar y enseñaros esta parte de Pamplona que no conocíais (desde el restaurante hasta el barrio de la Rotxapea). Así que esas son las que os voy a mostrar.




He de confesar que mi hermana me estaba venga decir a ver qué hacía, venga sacar fotos a todo, que parecía guiri, ja, ja. (y yo pensando: pues para Blogger Traveller, ja, ja). No tengo remedio.




Bajando, hacia el río Arga, que es el que pasa por Pamplona: 











Espero que os hayan gustado.
Si os apetece visitar más ciudades, podéis verlas aquí.
En cuanto pase las oposiciones, publicaré más veces, pero por ahora no puedo, os pido perdón, lo siento de verdad.
Si que por Twitter me veréis bastante, soy bastante activa, porque me meto con el móvil en cualquier momento, en un descanso, y aunque sea, os sigo por allí.
Nos vemos el mes que viene, un besico,